Educación Continua

Resúmenes de Publicaciones

Jacqueline López Riveros
Jacqueline López Riveros

Esfuerzo Físico Intenso Único: ¿Predispone a la Aparición de Hernia Inguinal?

P. Sanjay,
A. Woodward

Ninewells Hospital y Escuela de Medicina.
Dundee, Escocia.

Tipo de estudio :
Estudio Retrospectivo.
Hernia 2007; 11: 493 — 496.

Introducción:

Se ha propuesto la actividad física como factor de riesgo significativo para hernias inguinales. Hasta el momento, el rol de un esfuerzo físico intenso único en el desarrollo de hernia inguinal ha sido controversial. La importancia de aclarar este rol es de índole médico-legal, ya que cada vez existen más pacientes buscando compensación por hernias inguinales catalogadas como "accidente laboral".

Objetivo:

Determinar la frecuencia con que las hernias inguinales son atribuídas a un esfuerzo físico intenso e identificar los factores predisponentes.

Método:

Se realizó una encuesta por correo a todos los pacientes intervenidos de hernia inguinal en forma electiva, por un único cirujano del centro, entre los años 1995 y 2004. El cuestionario incluía: desarrollo gradual o brusco de la hernia posterior a un esfuerzo intenso, tipo de esfuerzo físico, ocupación al momento del diagnóstico, dolor inguinal severo al momento del esfuerzo físico desencadenante y presencia de otros factores de riesgo (obesidad, prostatismo, tabaquismo, EPOC).

Resultados:

Durante el período, se operó a 577 pacientes, de los cuales 320 (62%) respondieron a la encuesta. La mediana de edad fue de 61.5 años (rango 19 — 88 años). Del total de 320 hernias, 51% (163) fueron de inicio gradual y en 42.5% (137) de las hernias existió asociación entre esfuerzo físico intenso y aparición brusca de la hernia. El 91% de los pacientes reportó dolor inguinal al momento del esfuerzo desencadenante. En 67.8% de los casos el levantar peso fue identificado como el esfuerzo desencadenante, en un 14.5% se identificó tos, en un 10.2% ejercicio y en un 7.2% jardinería. No hubo diferencias significativas en factores de riesgo y lado de la hernia entre ambos grupos (grupo de desarrollo gradual v/s grupo de desarrollo brusco). En el grupo de desarrollo brusco, 74% (101) fueron hernias indirectas; mientras que en el grupo de desarrollo gradual, 57% (93) fueron hernias indirectas (P<0.05). El número de pacientes con trabajo pesado fue mayor en el grupo de desarrollo brusco (42 v/s 14, P<0.05).

Conclusiones:

Los datos presentados sugieren que el desarrollo de las hernias inguinales puede ser secundario a un esfuerzo físico único intenso y que las hernias inguinales indirectas serían más frecuentes posterior a este evento.

Comentarios del revisor:

Artículo interesante pero que para probar la hipótesis que plantea al inicio del trabajo, debería tratarse de un trabajo con pacientes asintomáticos sometidos a distintos esfuerzos físicos y examinados en forma periódica, no de un trabajo retrospectivo.
Los autores plantean en la discusión, la hipótesis que un esfuerzo físico intenso podría hacer sintomático un proceso vaginal permeable y que eso explicaría la mayor frecuencia de hernias inguinales indirectas en pacientes con desarrollo brusco de la hernia. Ahora, ¿Qué explicaría el desarrollo de hernias inguinales directas en este grupo de pacientes?

Revisor:

Jacqueline López Riveros

Descargar documento .PDF, (17,51 KB)

Volver a índice de resúmenes de publicaciones...