Editorial

Junio 2018

Desafortunadamente, Carabineros de Chile ha sido noticia en estos últimos días.

La primera fue por el fallecimiento de uno de sus miembros producto de un balazo en el cráneo disparado por un delincuente. El segundo caso es de un carabinero de servicio, que disparó a un chofer quién se opuso a una detención, agrediendo al policía con su auto.

No es infrecuente que los Carabineros sean agredidos por la población, tanto verbal como físicamente. La línea se ha ido corriendo y ya parece casi aceptable que la gente se oponga a los arrestos, los insulte, les pegue o los agreda con objetos que para efectos prácticos, son verdaderas armas.

Esta degeneración paulatina de la autoridad policial es creciente y responsabilidad de toda la comunidad y, especialmente, de las entidades que no siempre le brindan un apoyo explícito a los funcionarios, los periodistas que con sus opiniones, no siempre objetivas, cuestionan el accionar policial, muchas veces sin argumento y por último, las leyes que no sancionan drásticamente las conductas de maltrato policial.

He vivido en muchos países desarrollados y puedo asegurar que la policía uniformada es respetada por los ciudadanos. ¿Se imaginan ustedes a un oficial de USA siendo agredido por escolares, vendedores ambulantes o choferes de locomoción colectiva, resistiéndose a un eventual arresto?, Imposible. Las agresiones a la policía, en esos países se pagan con cárcel. Los asesinatos con presidio perpetuo efectivo, realmente efectivo, o pena de muerte en los estados en que aún existe.
Como población tenemos un comportamiento ambiguo; a veces apelamos a la protección y dureza policial cuando nuestra seguridad está en peligro y por el otro cuestionamos su accionar cuando nos sentimos afectados.

Afortunadamente la ciudadanía ha tenido prácticamente una sola voz ante estos reiterados sucesos, tal es la de apoyar el accionar de nuestros Carabineros y de condenar aquellas acciones que cuestionan su autoridad o ponen en peligro sus vidas.

Debemos mantener y fomentar este apoyo en pro de una Institución que nos protege y a la cual, en cualquier momento de nuestras vidas, podremos necesitar.

Dr. Mario Uribe
Editor.

Para comentar esta novedad debes estar registrado.

Regístrate con Cirugía Salvador o iniciar sesión.