Febrero 2020

 

¿Hemos aprendido algo?. Mezcla de cosas. Por un lado las protestas para reivindicaciones sociales han disminuido. Por otro, los estudiantes han continuado con tomas de establecimientos con el objeto de impedir que se rinda la Prueba de Selección Universitaria (PSU), objetivo logrado parcialmente.

Desafortunadamente lo que hubiera podido ser un logro obtenido de otra forma, se produjo perjudicando a miles de estudiantes que no pudieron rendir el examen.  Las demandas estaban orientadas a lograr un sistema más inclusivo y justo para ingresar a la Educación Superior.  Sin embargo, las tomas de locales se produjo precisamente en las poblaciones más vulnerables y los perjudicados fueron los más pobres.  

En el barrio alto de la ciudad, donde se concentra la elite de mejores colegios, no hubo tomas y todos los alumnos pudieron rendir el examen.  ¿objetivo logrado? Dudoso.  

Al igual que años anteriores, todas las encuestas señalan que Medicina es la carrera más solicitada, a la que se postula con los mejores puntajes.  Pero es difícil que alumnos que, luchando por mejorar el acceso a la Educación Superior logren sus metas cuando han perdido valiosos meses de clases para estar en la calle protestando o tomándose colegios.  Por cierto serán muy escasos.  Es un círculo vicioso.

Estos cambios deben provenir de otras esferas de la sociedad, de nuestros políticos, de aquellos que ganan elevados sueldos, que fueron elegidos para legislar y que, fuera de participar en los foros y programas de televisión intentando salvar sus imágenes, hacen bastante poco. ¿Podemos esperar algo de ellos?  No, ya no lo hicieron y es difícil que lo hagan ahora, pero sí podemos esperar de otros políticos, nuevos, renovados, con otra visión de la sociedad y de los cambios requeridos.

Los actuales no han aprendido nada.

DR. MARIO URIBE MATURANA
EDITOR